Historia

Ubicada en La Muela, una pequeña pedanía de Vejer de la Frontera, en la Costa gaditana de la Luz, el Picadero Morillo nace de la larga afición por el mundo del caballo de su propietario Pedro Morillo.

Pedro se ha dedicado a la doma de caballos desde su infancia – se crió en la yeguada de su padre, el cual utilizaba caballos para trabajar con el ganado.

Pedro empezó con tan solo dos cuadras. El Picadero Morillo hoy dia consta de 26 cuadras para la doma de sus productos y de caballos de particulares. Tambien disponen de una gran pista cubierta donde Pedro ofrece maravillosos espectaculos ecuestres para grupos de hasta 50 personas.

Para Pedro, la doma de los caballos es una gran pasión… algo claramente evidente en sus maravillosos espectáculos. Arte y Pasión.